Inicio Blog

Jóvenes construyen PAZ a Partir de Ciencia, Tecnología e Innovación

Por: Alfonso García Manasse.
Corporación Consorcio para el Desarrollo Comnitario.

El Carmen de Bolívar fue el escenario de la Feria Taller de Lanzamiento de la Estrategia  “Jóvenes PaZCienciando“, allí confluyeron aproximadamente 70 jóvenes de 30 organizaciones, de la región de Montes de María y de 15 municipios de los departamentos de Bolívar, Sucre y Córdoba, jóvenes que desarrollan diversas iniciativas en sus territorios, tales como protección de la biodiversidad y el medio ambiente, comunicación, TIC, radios comunitarias, bibliotecas virtuales y físicas, producción y transformación de productos como el ñame, la yuca, la miel y el cacao, producción de tintes naturales, artesanías, proyectos artísticos y culturales, recuperación de la memoria, todos empeñados en construir desarrollo y paz desde su territorio y ahora  interesados en fortalecer sus procesos a través de la ciencia y la tecnología.

Emociona ver a estos jóvenes llegar desde todos los puntos cardinales para, en armonía con su agenda caribe, participar en Jóvenes PaZCienciando una iniciativa que busca construir caminos de paz con la juventud como actor territorial de paz, a través de la apropiación social  la ciencia, la tecnología y la innovación.

Esta iniciativa de la Corporación Consorcio para el Desarrollo Comunitario cuenta con el apoyó inicial de UNESCO y Colciencias, a través de la Cancillería y APC-Colombia y se ha concretado en la región en alianza y con el concurso activo de la Fundación Surtigas y la vinculación de aproximadamente 12 entidades potencialmente aliadas que acompañan proyectos con jóvenes en el territorio

Jóvenes PazCienciando busca articular iniciativas juveniles de investigación y promoción de ciencia y tecnología con beneficios tangibles para los jóvenes y sus comunidades y que aporte a la construcción de paz en su territorio. Se trata de construir un vinculo entre la Ciencia y la Tecnología y los saberes de las comunidades, a través del acercamiento entre la academia (“Padrinos Tecnológicos”) y los proceso de los jóvenes en el territorio, para aportar a la construcción y consolidación de desarrollo sostenible y paz

En el proyecto participan Padrinos Tecnológicos de las universidades y grupos de investigación de la región para acercar a los investigadores con los jóvenes de acuerdo con las temáticas relacionadas que desde los dos lados están trabajando. La respuesta ha sido muy positiva y el objetivo es que este año queden en contacto y con acciones concretas perfiladas en materia de dialogo de saberes y proyecciones de asesoría específica según las necesidades de las iniciativas de los jóvenes.

La estrategia se ha estructurado en  tres territorios:..

– El Carmen de Bolívar, integrado inicialmente por organizaciones juveniles y jóvenes de: El Carmen de Bolívar, Ovejas, Arena del Sur, Córdoba Tetón, Macayepo, María la Baja y San Jacinto.

– Sincelejo, integrado por organizaciones juveniles y jóvenes de: Sincelejo, Morroa, Colosó, San Antonio de Palmitos y San Onofre.

– San Antero,  integrado inicialmente por organizaciones juveniles y jóvenes de San Antero y Verrugas.

El pasado 25 de noviembre se avanzó en el trabajo de formación en el Nodo 1,  con dos talleres: Jóvenes como actores territoriales de paz y oportunidades regionales para los jóvenes en el postconflicto, en los cuales participó como tallerista Ángela Rodríguez de Taller Prodesal, como parte del objetivo de armonizar el proceso con el de Agenda Caribe

En el mes de diciembre se desarrollarán talleres de comunicación para el desarrollo en los tres (3) Nodos, orientados a potenciar habilidades en el tema entre los jóvenes, construir una estrategia de comunicación acorde con sus intereses y las condiciones de los territorios y conformar un colectivo dinamizador de ésta.

Para cerrar el año los jóvenes continuarán trabajando en la estrategia de comunicación y la Construcción del Colaboratorio de Ciencia y Tecnología al servicio de la Paz y cerrarán el año con una pasantía a la Cooperativa Multiactiva de Apicultores Orgánicos de Montes de María- Cooapomiel en el Carmen de Bolívar, organización que ha desarrolló una experiencia de mejoramiento genético de abejas africanizadas en el marco del Concurso A Ciencia Cierta 2015-2016 de Colciencias

Un fin de año bastante atareado para estos jóvenes que trabajan por la construcción y la consolidación de la paz en sus territorios desde la ciencia y la tecnología, apasionante para todos y con grandes proyecciones para el 2018!!!

Una estrategia para acercar ciencia y tecnología a las comunidades

En Santiago, Putumayo, los Ingas resolvieron reemplazar la alimentación con productos industriales de las aves de corral por la watsimba, un vegetal producido en las chagras indígenas de manera natural. Hoy la procesan mezclada con otros alimentos naturales en seis nuevas unidades productivas comunitarias. Ahora consumen pollos criados con alimentos agroecológicamente, mejorando la calidad de su alimentación.

Los miembros de Asocampo en el oriente antioqueño reforzaron su proceso de reconversión productiva hacia un sistema totalmente agroecológico experimentando con diferentes sustratos y abonos compostados para mejorar sus cosechas de lechuga Batavia, brócoli, repollo, coliflor y tomate.

Los socios de Cooapomiel, en los Montes de María, Bolívar, ante la disminución de su producción de miel, trabajan la selección genética para producir abejas reinas vírgenes que mejoren sus apiarios. Ya han obtenido cerca de 200 de ellas y otros 200 núcleos para introducirlas.

Profesora Judith Figueroa, docente de Universidad Nacional compartiendo Conocimientos técnicos con Juan David Bohorquez, integrante de Cooapomiel en Montes de María.

Estas son tres de las veinte experiencias que acaban de culminar un proceso de intercambio, de diálogo y fortalecimiento con la academia, con expertos y con otros gestores para acercarse a la ciencia y la tecnología y utilizarlas en el mejoramiento de sus procesos productivos.

Se trata de la segunda edición de A Ciencia Cierta, que Colciencias diseñó inicialmente como un concurso de iniciativas comunitarias innovadoras en las cuales involucraran ciencia y tecnología. En esta nueva edición A Ciencia Cierta va camino de consolidarse como un mecanismo efectivo de sensibilización alrededor de la apropiación de conocimiento, de fortalecimiento de experiencias y de acercamiento entre actores que comparten diversos saberes para construir soluciones a sus necesidades vitales y nuevos conocimientos.

En esta edición de 2016, A Ciencia Cierta partió de una convocatoria abierta a experiencias comunitarias que trabajaran la producción agropecuaria para la seguridad alimentaria.

Se recibieron 262 postulaciones, de las cuales 92 cumplieron con los requisitos para ser presentadas a votación abierta en la web del concurso. Así se eligieron las 20 ganadoras que obtuvieron $ 50 millones para su fortalecimiento y un proceso de acompañamiento de cerca de 9 meses.

Ahí comenzó lo interesante porque ese proceso incluyó el diálogo con expertos e investigadores de universidades de cada región para discutir los planes de mejora e intercambiar conocimientos que permitieran experimentar para diseñar soluciones apropiadas, incorporar nuevas posibilidades a los procesos productivos, mejorar los productos y buscar mejores estrategias para su mercadeo.

Omar Alfonso Roa Torres, del SENA, Padrino Tecnológico compartiendo conocimiento con integrantes de Agrocoff sobre la determinación de características de calidad del agua.

A través de ese diálogo se buscó también hacer conciencia sobre el proceso mismo de apropiación que se estaba llevando a cabo, de su trascendencia y de la importancia de mantenerlo vivo hacia el futuro. También se promovió la experimentación y el aprendizaje práctico donde se involucrara el conjunto de la organización participante.

A Ciencia Cierta también estimuló a los ganadores a compartir con otras organizaciones y comunidades locales lo aprendido; a divulgar las iniciativas y sus avances y a buscar la incorporación de las mejoras alcanzadas en otras experiencias de su entorno.

A este esfuerzo se sumó el apoyo a las organizaciones para mejorar sus procesos administrativos y de gestión, sus estrategias de comunicación y las capacidades que aseguraran su sostenibilidad.

A Ciencia Cierta se convierte así en un laboratorio vivo, en un espacio articulador de saberes y de promoción de la identificación de recursos de ciencia, tecnología para su uso local, en experiencias concretas que mejoren la vida de las comunidades de toda Colombia.

En total 1.166 colombianos se vincularon directamente a las actividades de A Ciencia Cierta y aprovecharon esta oportunidad para compartir conocimientos, mejorar sus procesos productivos de seguridad alimentaria y empoderarse como organizaciones comunitarias capaces de mejorar sus condiciones de vida y desarrollo. Así mismo, de manera indirecta cerca de 10.300 colombianos más se acercaron al proceso y se benefician de los aprendizajes que dejaron los resultados obtenidos por estas 20 organizaciones a partir de ciencia y tecnología.

Visite www.acienciacierta.gov.co para conocer más en detalle este proceso.

*Coordinador estrategia Comunicación, equipo Corporación Consorcio para el Desarrollo Comunitario, entidad aliada de Colciencias en la operación del concurso “A Ciencia Cierta”

LIDERES DIT COMPARTEN APRENDIZAJES

El pasado 23 y 24 de marzo de 2017, 40 líderes de procesos DIT del Cauca (El Tambo y Morales) y el Valle (Bolívar) se re-encontraron por segunda vez, para aprender de las experiencias que cada territorio DIT ha tenido. En esta oportunidad, el DIT Morales fue el anfitrión. Los visitantes fueron recibidos por la comunidad en la hermosa vereda San Cristóbal, guardiana de la imponente Central Hidroeléctrica de Salvajina, donde el DIT adelanta su proyecto piscícola.

LIDERES-DIT-COMPARTEN-APRENDIZAJES2

Los líderes DIT destacaron la importancia de generar estrategias para la sostenibilidad económica de las instancias que agrupan las organizaciones de base (las Instancias Locales de Gestión), consolidar los procesos de comunicación para el desarrollo, la urgente y necesaria articulación a la dinámica actual del país (el posconflicto y en especial la Reforma Rural Integral – RRI), la importancia de actuar en red como  DIT y  organizar el primer foro DIT del suroccidente colombiano.

LIDERES-DIT-COMPARTEN-APRENDIZAJES3

En la jornada del segundo día se hizo un recorrido para conocer los proyectos productivos: la estación piscícola de APISMO en Salvajina, en la cual se produce tilapia roja para el mercado local y regional; y la producción hortícola bajo invernadero, en los cuales se obtiene uno de los mejores tomates de mesa de la región, catalogados así por estos mercados, que atribuyen al tomate de Morales especiales características de calidad.

LIDERES-DIT-COMPARTEN-APRENDIZAJES4

Este segundo intercambio terminó con abrazos de hermandad, cooperación y el compromiso de adelantar el tercer encuentro en el que seguramente el DIT El Tambo será el anfitrión. Los asistentes, todos habitantes de zonas que han padecido el conflicto armado, ratificaron su convicción de que la mejor garantía para una paz integral y sostenible es impulsar participativamente el desarrollo integral con enfoque estratégico y territorial, tal como lo plantean los acuerdos de paz con los PDET y como se está llevando a cabo en estas hermosas montañas de los departamentos del Cauca y el Valle.

PODEMOS EVITAR QUE SE REPITA

Foto de la BBC – Mundo

Ante el dolor insoportable se despierta ese sentido de solidaridad que nos han anestesiado las evidencias del egoísmo, la ambición y la indiferencia expresadas en las noticias de corrupción, polarización, violencia…

Mocoa es un campanazo de la Vida para recordarnos las cosas verdaderamente importantes. Recordar que una vida vale más que ganar una elección, coronar un cargamento de coca, apoderarse de un territorio, burlarse de un contradictor, enriquecerse ilícitamente…

Se precipitan ahora, como la avalancha misma, los juicios de responsabilidades. Hasta la fiscalía mandó más de cuarenta investigadores para buscar culpables…

Pero todos sabemos que a la lluvia desmedida, la deforestación, las basuras acumuladas en los desagües, los asentamientos en zonas de riesgo, subyace una mala planeación del desarrollo del territorio.

Una planeación estratégica, participativa, democrática, integral. A la cual concurran todos los actores con sus intereses y reivindicaciones. En la cual se construya un Desarrollo de todo, para todos y con todos.

Como se hace en los procesos DIT

PREMIO INTERNACIONAL A MODELO DE EDUCACIÓN PARA LA PAZ EN LAS MONTAÑAS DE COLOMBIA

Un combustible para la guerra ha sido la falta de oportunidades en la “Colombia profunda” como se llama ahora a ese medio país que ha tenido una presencia precaria del Estado y ha carecido de condiciones para su desarrollo. Ahora, que los acuerdos de paz, nos obligan a volver la mirada hacia estos territorios para brindarles los servicios sociales a los que tienen derecho, la pregunta clave es “y cómo ?!”…

Cómo ofrecer educación a los hijos de las familias campesinas sin que tengan que emigrar a las ciudades. Una educación que les muestre el mundo globalizado y al mismo tiempo les brinde competencias para trabajar el campo. Una educación que se adapte a los ritmos de las siembras y las cosechas. En fin una educación que los haga sentir orgullosos de ser campesinos y los habilite para ser ciudadanos activos, pues la respuesta ya está andando en las montañas del Cauca donde opera un modelo adaptado de la Europa de la post-guerra, que cuenta con la aprobación del Ministerio de Educación Nacional para ofrecer educación en Básica Secundaria y Media Técnica y cuyos buenos resultados han sido probados por varios años.

A través de la estrategia de la “alternancia” los chicos pueden combinar el estudio y la vida en sus hogares, en un ciclo de teoría-práctica que hace del aprendizaje un proceso natural y atractivo. Entre semana viven cómodamente en los ITAF (así llama la Fundación Smurfit Kappa estos centros educativos que impulsa desde hace 25 años) y el fin de semana vuelven a sus hogares donde hacen vida de familia y practican lo aprendido, en ciclos que se adaptan a los ritmos de la vida rural.

En estos centros utilizan currículos por competencias laborales para fortalecer los conocimientos teórico-prácticos de estudiantes y comunidades. Gracias a este modelo se evita la deserción, se genera arraigo a la tierra, se transfiere tecnología a los productores de la vecindad y se dinamiza la economía de la zona con actividades lícitas, rentables y sostenibles, en una dinámica de Desarrollo Integral del Territorio.

Así lo reconoció el Foro Internacional de RedEamerica realizado recientemente en Córdoba, Argentina el cual premió este modelo como experiencia innovadora para Colombia y América Latina en general.

Los ITAF tienen la respuesta con una Educación para la Paz y el Desarrollo en el Campo Colombiano !!!

EN EL DIT DE YUMBO ESTAMOS COCINANDO COMUNIDAD !!

Teniendo en cuenta la importancia que la gastronomía tiene en nuestras tradiciones y en el fortalecimiento de las unidades familiares, en el DIT de la Comuna Uno de Yumbo, decidieron desarrollar encuentros donde abuelos, niños y jóvenes tuvieran espacios inter generacionales para, alrededor de las tradiciones gastronómicas, fortalecer los valores del respeto, la solidaridad, la responsabilidad y la honestidad.

Los líderes comunitarios convocaron a adultos mayores, jóvenes y niños para hablar sobre lo que se come en sus casas en fechas especiales tales como la navidad, los cumpleaños, los paseos estudiantiles o simplemente cuando la familia se reúne. En estas reuniones afloraron costumbres propias de sus lugares de origen. Muchos expresaban sus sentimientos y aprendizajes de estos momentos de compartir en familia y cómo la carencia de estos espacios había contribuido a la desunión familiar y a que muchos de los niños presentes no valoraran los encuentros familiares. Los participantes reflexionaron sobre la necesidad de retomar en sus hogares estas costumbres y establecieron para cada sector un plato gastronómico que los representase como comunidad. En otros encuentros los participantes aportaron prepararon una receta escogida durante el conversatorio, hecha por las manos laboriosas de los niños, niñas y jóvenes, bajo la mirada atenta y las enseñanzas de los adultos mayores.

Además de la inolvidable experiencia de encuentro, aprendizajes, memoria surgieron las recetas de esos platos tradicionales en los cuales se plasman los mejores recuerdos de las familias, las regiones y ahora, del maravilloso presente de construcción de comunidad, entre todos, en el marco del DIT !

Les compartimos UNA de las recetas deliciosas reconstruidas en estos encuentros comunitarios. Para que hagan ganitas y consulten la Cartilla que va a recoger todas las recetas y que próximamente publicaremos.

Plato: Fiambre

Origen: Valle del Cauca

Descripción: Plato compuesto de arroz blanco, carne frita, huevo duro cocinado, y papa capira o guata cocinada. Envuelto en hoja de plátano soasada. Este plato se usa para los paseos familiares al río, o para las salidas escolares.

Ingredientes:

Para una persona se necesitan:

  • 100 gr de arroz blanco
  • 1 papa guata o capira
  • 150 gr de carne pulpa de res o cerdo (según el gusto)
  • 1 huevo
  • 2 Hojas de plátano o guineo soasadas.
  • Sal, aceite, agua.

Elaboración:

En una olla pequeña poner a hervir a fuego alto,  dos vasos de agua, sal al gusto y una cucharada de aceite; cuando suelte el hervor, agregar el arroz y dejar hervir hasta que seque el agua, poner a fuego bajo y tapar.

En otra olla, colocar agua, sal y el huevo a fuego alto. Deje hervir de 5 a 7 minutos.

En otra olla, colocar agua y sal, agregar la papa a fuego alto. Dejar hervir hasta que la papa esté blanda (aproximadamente 10 minutos, dependiendo del tamaño de la papa)

Para servir, se colocan las hojas de plátano en un plato hondo, se pone en el centro el arroz, la carne, el huevo y la papa. Se cierran las hojas de plátano y se amarran con un zuncho (parte de la planta de plátano que sirve como cuerda de amarre).

¡Listo para ser llevado al paseo!

¿Cómo lo hicimos en comunidad?

cocinando1

En el Conversatorio los participantes establecen que uno de los platos típicos en los hogares de la Estancia y La Nueva Estancia para cuando se llevan a cabo paseos, es el Fiambre. También se menciona: El Sancocho, El asado, El manjar blanco, Los Fríjoles, Plato navideño con desamargado, envueltos de choclo, Tamales, rellenas y Lechona.

Doña Ana Bolena Mazuera, proveniente de Tuluá y residente del barrio La Estancia aconseja que se haga con una olla llena de agua para evitar que queden pequeños

cocinando2

Los niños y niñas aprendieron técnicas para la cocción del arroz blanco.

Un truco de las abuelas es tapar el arroz cuando ya está secando,  con las hojas soasadas, así toman el sabor de las hojas.

cocinando3

LO “SOCIAL” O LOS CIEGOS Y EL ELEFANTE

Rodrigo Quintero Marín

Si no tiene mucho tiempo, le cuento en corto: propongo que enfoquemos nuestra silla llena de “lo social” a posicionar su esencia. No contribuyamos a la dispersión que evapora su entidad y conduce a su banalización. Dejemos el tratamiento de cada uno de sus innumerables temas específicos para otras sillas. Acá hagamos un esfuerzo por afinar el concepto y contribuir a la profesionalización de los esfuerzos de mejoramiento de la sociedad.

Los tres artículos ya publicados son un excelente ejemplo de ello. El de Angela muestra la urgencia de coordinar esfuerzos para lograr verdaderos impactos colectivos. Es una exigencia de la complejidad de lo social. El de Ricardo señala la necesidad de fortalecer el capital social como “materia prima” de la sociedad. Una sociedad democrática sólo podrá serlo si cuenta con un tejido social fuerte. Y el de Natalia señala que estas tareas requieren tener la conciencia, conocer metodologías y aplicar sistemas de medición (verificación, me gusta más) para saber que avanzamos en la dirección correcta. Y que merecemos acceder a recursos para nuestra tarea (los empresarios lo logran en el mercado y los políticos en las elecciones).

Acudo al viejo y hermoso cuento de los ciegos que fueron llevados a conocer al elefante. Sus descripciones de ese raro animal reflejaron la parte que tocaron. “Largo como una manguera” dijo el que le tocó la trompa, “plano y suave como un tapete” exclamó el de la oreja, “grueso y fuerte como una ceiba” aseguró el que abrazó una pata…

Lo mismo ocurre con lo social: cada uno lo define desde su lugar y su interés. Porque lo social es el medio en el que se desenvuelve toda nuestra existencia, individual y colectiva. Es el líquido amniótico en el cual se gesta la vida humana y se desenvuelve la historia. Por ello pensar la sociedad, hacer un discurso sobre ella o, peor aún, buscar su transformación es una de las tareas más complejas que puede emprender el conocimiento.

Dos observaciones, por ahora:

Primero, como hace un siglo vienen explicándolo los científicos sociales (así, sin comillas): lo social, la sociedad es una construcción colectiva (Berger y Luckman) y es fundamentalmente imaginaria (Castoriadis y el reciente Harari, De animales a dioses). El individuo es moldeado por su entorno, y él moldea en una pequeña parte ese todo.

La segunda, como si lo anterior fuera poco complejo, lo social está en una dinámica permanente. Esa construcción colectiva imaginaria que es la sociedad está en permanente ebullición (“magma” la llama Castoriadis).

Si, lo social es todo. También las buenas obras de la caridad, la responsabilidad de las empresas, la creación de valor compartido de productores y consumidores… pero ante todo es un asunto complejo de cuya transformación nos ocupamos unos cuantos (Agnes Heller) y que requiere articulación (Angela), actores colectivos (Ricardo) y sistemas de seguimiento y ajuste (Natalia). Pero ante todo ética e imaginación.

ESPEJISMOS EN LO SOCIAL

En breve: el desconocimiento del carácter complejo, dinámico y totalizante de lo social más que una imprecisión epistemológica conduce a errores, frustraciones y desprestigio de la acción social para el cambio.

Trataré de expresar en forma fácil y breve problemas de comprensión que con frecuencia subyacen a la acción social. Los llamaré espejismos. Son visiones falsas que nos entusiasman a caminar, pero en la dirección equivocada…

Espejismo del MAGO: consiste en prometer que lo que es deseable es alcanzable. Por ello, aun hoy en día, hay entidades, instituciones o personas que prometen alcanzar resultados sociales de alta complejidad con recursos limitados. Todavía encontramos programas, proyectos, estrategias, que prometen “la superación de la pobreza”, “la erradicación de la violencia”, “la sostenibilidad ambiental”, “empleo digno para todos”… Gracias a dichas promesas movilizan importantes recursos (aquí y en el exterior), ejecutan y no vuelven a comprobar los resultados en el mediano plazo. Una profesional de la gestión de ingresos me decía esta semana que ella calcula que en Buenaventura se han promovido alrededor de 1.500 iniciativas empresariales en los últimos años. Y que de acuerdo con las que ella conoce directamente, el nivel de supervivencia debe estar alrededor del 14%. He oído estadísticas similares. Eso da un cálculo de $1.935 millones perdidos… Si nos dotamos de un poco de humildad (y conocimiento sistémico) podemos proponernos resultados factibles. Para ello es necesario incorporar el concepto de Factores Críticos de Éxito acuñado en MIT en los años 70. En nuestro modelo de Desarrollo Integral Territorial los llamamos Condiciones Básicas para el Desarrollo.

Espejismo del DUEÑO: consiste en creer que YO (entidad, organización o persona) puede atribuirme un resultado social relativamente importante. Disolver este espejismo es urgente especialmente entre los decisores (juntas directivas) y financiadores (cooperación). Es necesario que entiendan y entendamos que nuestro mejor logro es lograrlo con otros. Primero porque es necesario y segundo porque sólo así es sostenible. En los logros sociales no tiene sentido poner sellos, firmas o pancartas. En el modelo del Desarrollo Integral Territorial es crucial la convergencia y coordinación institucional.

Espejismo del FOTOGRAFO: consiste en olvidar que no basta alcanzar un resultado determinado sino que ello debe hacerse en forma tal que se pueda replicar. Esa es la idea del cambio social. Es funcionar con la permanente pregunta de si esto que estamos logrando lo podemos predicar como Política Pública. El mayor problema dar el pescado es que no se puede dar a todos, todo el tiempo… Por eso estamos hablando de procesos más que de momentos.

De dónde surgen estos, y otros, espejismos. En el fondo de la ignorancia del carácter complejo de lo social y de las dificultades de la actuación para el cambio social. Pero además surgen de una invasión epistemológica de otras áreas en lo social. La empresarial, por ejemplo. La empresa tiene un carácter eminentemente más sencillo que la acción social, en cuanto sus resultados (utilidad obtenida por la producción de bienes o servicios) se desenvuelven en ámbitos más acotados (el negocio de la minería, de las telas, de las bebidas….), con insumos-procesos-productos controlables.

Para contrarrestar estos espejismos, afortunadamente, cada vez es más frecuente la incorporación en el diseño y práctica de lo social, de los siguientes elementos de enfoque:

  • Diferenciación de Impacto y Resultados. Según entiendo es un aporte de la metodología de Marco Lógico introducida por los alemanes. Ella permite diferenciar los logros directamente esperables de la iniciativa (programa o proyecto) de aquellos a los cuales contribuye (impacto, objetivo superior).
  • Impacto Colectivo. Cada vez hay mayor conciencia de que los resultados importantes y sostenibles sólo pueden lograrse con el concurso de múltiples actores. El reto consiste en ordenar la actuación de estos actores, pero ello es posible si se parte de una actitud fundamental de colaboración.
  • Procesos más que actividades puntuales. Más lenta y difícilmente se abre paso esta mirada que busca superar el inmediatismo. Y donde la conversación con otros actores como los políticos y los empresarios es más difícil e importante. El político compromete resultados a sus períodos de elección o administración. El empresario tiene siempre presente que el tiempo es oro…

Dos ejemplos de intervención social que incorporan estos enfoques:

El modelo de Educación Orientada al Trabajo de la Fundación Corona  identifica los diferentes factores que inciden en la generación de empleo y promueve la acción coordinada de todos los actores involucrados. No promete el pleno empleo sino el mejoramiento del sistema. No busca resultados individuales sino colectivos. No se queda en acciones de corto plazo sino en procesos de largo plazo.

El Modelo de Desarrollo Integral Territorial que impulsamos con casi diez entidades es otro ejemplo.

Con estos cambios en enfoque, estamos seguros de que cada vez encontraremos menos magos, dueños y fotógrafos en lo social.

MORALES TIERRA DE PAZ Y DESARROLLO SOSTENIBLE

Estuvimos en estos días compartiendo con los actores del DIT Morales, en el Cauca, sus avances y fortalecimiento.

Teníamos al fondo el paisaje de la zona donde cayó Alfonso Cano, cuando recién empezaban los diálogos de paz, pese a lo cual la guerrilla decidió continuar, y por ello hoy tenemos proceso de paz.

Más que una reunión fue una ceremonia de gratitud en la que celebramos estar juntos en esta tierra mágica que, pese a los bombardeos, los cultivos de uso ilícito, la violencia, hoy cosecha tomates de exportación, transforma deliciosos platanitos, café de calidad… todo gracias a la fortaleza de sus gentes, a la calidad de sus dirigentes, al compromisos de sus alcaldes.

Una comunidad que no perdió la esperanza y le apostó al desarrollo sostenible y en paz. Con la consigna del DIT:

  • El desarrollo es para todos… o no es!
  • El desarrollo es de todo….o no es!
  • El desarrollo es con todos… o no es!

editorial2

Para construir este desarrollo equitativo, integral y democrático, la comunidad organizada y sus gobernantes locales, han contado con el apoyo de las fundaciones Smurfit, Epsa, Corona e Inter-Americana, cuyos directivos mostraron su compromiso haciendo este largo viaje para felicitar a la gente y disfrutar de un delicioso sancocho campesino.

CONSORCIO se siente agradecido y afortunado por haber podido compartir su modelo DIT el cual ha sido enriquecido por todos estas comunidades en el Cauca y el Valle. Y que ahora se proyecta como excelente alternativa para la construcción de una paz integral y sostenible pues concuerda completamente con la propuesta de Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial que plantea el Acuerdo de Paz, tal como explicaron Edison, Arnobia y los demás líderes que expusieron su proceso.

Entre ellos los jóvenes que impulsan la comunicación de la dinámica, dentro y fuera del territorio, quienes dieron muestra de sus capacidades técnicas con cámaras, grabadoras y hasta un dron para cubrir el evento.

Con esta gente y estos procesos hay futuro para la paz en Colombia. Finalmente.editorial3

Cajamarca, una tierra con mucha agua labrada por productores agroecológicos

14 familias agrupadas en la Asociación de Productores Agroecológicos de la Cuenca del Río Anaime – APACRA-  hace más de 10 años optaron por la agroecológica como forma de producción amigable con el medio ambiente y saludable para sus familias y consumidores.

Apacra es una de las 20 organizaciones ganadoras del Concurso A Ciencia Cierta de Colciencias que reconoce y premia con recursos, asesoría técnica y acompañamiento el fortalecimiento de sus experiencias de producción agropecuaria que han adaptado o aplicado ciencia y tecnología.

Aprovechando los abundantes recursos hídricos del territorio este grupo de campesinos ha estructurado un interesante agro ecosistema que ha impactado positivamente la producción, transformación y comercialización de sus productos.

Cielo Baéz, líder de la organización cuenta con satisfacción que han logrado con este proceso concretar gestiones que por años venían trabajando; se refiere a la obtención del registro INVIMA para tres productos agroecológicos que transforman en su planta de producción (Snacks, Yogurt y Manjar) y mejorar la inocuidad en la planta. Para celebrarlo han abierto un nuevo punto de venta en Mercacentro  en Ibagué, que se suma a otros dos ubicados en el parque central de Cajamarca y en la Universidad del Tolima, donde todos los días más de 100 personas además de explorar con expectativa las etiquetas que indican los registros y las tablas nutricionales, saborear el delicioso yogur de ahuyama, galletas de chachafruto que ahora llamansnacks y el manjar, que antes llamaban arequipe, pero que como además de leche y azúcar le incorporan adiciones, según Invima, ahora deben llamarlo por su nombre.

Productos agroecológicos:

cajamarca1

Cultivo agroecológico:

cajamarca2

Redes sociales

129SeguidoresSeguir
17suscriptoresSuscribirte